[ home ]
[ pizarras ]
[ contáctenos ]
-Villa Allende
» Historia, Fotos
» Instituciones
» Humor
» Salud
» Sabías qué ?
» Recetas útiles
» Chicos
» Agenda, Cine, Salidas
-Los vecinos dicen
-Guía Delivey
Ladrillos fabricados con botellas descartables
La basura que no es basura...vecinos de Villa Allende en la nota de La Villa Hoy

El pórtico de la familia Leal, en barrio San Clemente, desborda de botellas y envases apilados. Hace tres años que Mirtha y Francisco juntan plásticos que son recogidos por una camioneta del Centro de Vivienda Económica del Conicet (CEVE), que luego de procesarlos se utilizan como materia prima para la construcción de ladrillos.

La iniciativa surgió cuando Mirtha escuchó en Radio María la historia de una mujer que no tenía dónde vivir con sus cuatro hijos y que gracias al asesoramiento del Ingeniero Berreta (ex miembro del CEVE) logró fabricar sus propios ladrillos. “Cuando me enteré de los plásticos, le conté a Francisco. Enseguida nos pusimos a averiguar de qué se trataba y nos entusiasmamos con la propuesta”. Fueron al CEVE y allí les explicaron cómo de dieciséis envases descartables de bebidas, fabricados con polietilen-tereftalato (PET) se puede elaborar un ladrillo bloque. Además, el Centro ha desarrollado paneles para techos hechos de cáscara de maní, que son aislantes más efectivos y menos tóxicos que el telgopor.

La investigación científica a favor del humus

¿Qué es el CEVE? es un centro de investigación, desarrollo tecnológico, transferencia y capacitación en el campo habitacional que trabaja desde 1967. Es regulado por la Asociación de Vivienda Económica (AVE), en convenio con el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICET). Juntos trabajan para la construcción y el mejoramiento de viviendas de sectores carenciados a partir de la utilización de tecnologías adecuadas y de bajo costo.

También se busca reemplazar parcialmente una tecnología muy arraigada en nuestra sociedad latinoamericana para la construcción de viviendas, como es la mampostería de ladrillo común de tierra cocida (elaborado con un recurso no renovable). Este tipo de ladrillo, por sus dimensiones y condiciones físicas, ha resultado ser un material constructivo de aceptación universal.

No obstante, su forma de producción, a partir de la extracción de la capa de tierra superficial vegetal (humus), y posterior quemado en grandes hornos a cielo abierto, constituye un verdadero problema ecológico que se puede corregir.

Se necesita chofer

Durante un tiempo, los Leal llevaban la materia prima recolectada hasta la planta procesadora, ubicada en Villa Siburu, pero debido al encarecimiento del combustible, se les hizo cada vez mas difícil. “Ahora, tres veces por semana vienen a buscarlos – comenta Mirtha – el mes de febrero están de vacaciones, por eso tenemos tantas botellas acumuladas en la entrada”. Esta acumulación es un problema, ya que promueve la aparición de ratas y de insectos que pueden ser un verdadero peligro para la familia. Desde el CEVE nos informaron que no disponen de medios suficientes para recolectar los plásticos casa por casa, por lo que el traslado del PET queda supeditado a la buena voluntad de los interesados en colaborar.

Reciclar no tiene precio, sólo ganancia colectiva

La familia recibe plásticos de algunos vecinos que se sumaron y de la iglesia de Villa Allende. “En un principio teníamos miedo que nos tiraran basura, por eso no lo comentamos en el barrio”, recuerda Francisco. Pero esto no es lo que único: recolectan pilas que son llevadas por otro vecino a una fábrica automotriz donde se procesan. Además, el segundo domingo de cada mes llevan cartones a la sede de Cáritas que funciona detrás de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen. Ambos rescatan la solidaridad con la que colaboran algunos, pero también reconocen que hay mucho egoísmo y desinformación: “Muchos piensan que uno hace plata con esto. Debe haber más información para que la gente sepa que esto no conviene económicamente, ni siquiera para los fabricantes porque el ladrillo no se comercializa. Esto nos conviene ecológicamente, a todos como sociedad”.

En las Sierras Chicas son varias instituciones y vecinos los que se sumaron a la recolección de plásticos, como el colegio San José de Villa Allende o la municipalidad de Unquillo, con la cual el CEVE firmó un convenio para la construcción de una planta de producción de ladrillos.

Menos contaminación, una casa

La recolección de plásticos asumida colectivamente, o como iniciativa municipal, con lugares destinados para ello en cada barrio, en el Polideportivo u otros espacios públicos, más los gastos de traslado compartidos, significaría no sólo una acción ecológica, sino también un aporte solidario para quienes sufren problemas habitacionales.

LOS LADRILLOS DE PLÁSTICO

·        Son livianos por el bajo peso específico de la materia prima.

·        Son malos conductores del calor, por lo que proveen un excelente aislamiento térmico.

·        Son resistentes a la acción de los rayos ultravioleta y a los ciclos de humedad.

·        Son fáciles de clavar y aserrar.

·     Poseen buena aptitud para recibir revoques por su gran rugosidad superficial.

·        Tienen buena resistencia al fuego, clasificados Clase RE 2: material combustible de muy baja propagación de llama.

·        Son económicos porque: gran parte de la materia prima es un residuo; la técnica de fabricación es muy simple; hay un “ahorro a largo plazo” por la reducción de la contaminación ambiental; y porque su buen aislamiento térmico permite fabricarlo de menor espesor que el tradicional.

Mas información: www.ceve.org.arwww.ave.org.ar

Verónica Córdoba

 

FUENTE: www.lavillahoy.com.ar




» Análisis gratuito para la detección del sida

Ingrese su dirección de email y elija una sección para suscribirse.


 Incorporarme
 Removerme



© 2007 Yukti proyukti@yukti.com.ar